Fundación y operación de las sociedades reguladas de inversión inmobiliaria en Hungría

Es una pregunta frecuente por parte de los hombres de negocio que quieren invertir en inmuebles de gran valor en Hungría que de qué forma legal vale la pena realizar tales inversiones.

Para la fundación de una sociedad regulada de inversión inmobiliaria la ley requiere la creación de una sociedad anónima abierta que la autoridad fiscal también registra como tal. Dicha sociedad ha de contar con un capital inicial de 5 mil millones de florines (unos 16,000,000.00 EUR). En virtud de la ley sobre las sociedades de inversión inmobiliaria dicha sociedad solamente puede realizar compraventa, alquiler, explotación de inmuebles de su propiedad, gestión de inmuebles, explotación de edificios, gestión de patrimonio y trabajos relacionados con la organización de proyectos de construcción de un edificio.

La sociedad de inversión inmobiliaria no puede tener participación en otras sociedades económicas con la excepción de sociedades de proyectos, otras sociedades de inversión inmobiliaria regulada y sociedades económicas que se dediquen a la organización de proyectos de construcción de edificios como actividad principal. En relación con el total del valor nominal del capital suscrito de la sociedad de inversión inmobiliaria tiene que disponer de una cartera de acciones del 25% cuyos propietarios (directa o indirectamente) estén en poder como máximo del 5% del total del valor nominal con respecto al capital suscrito. Al menos una parte – 25%- de las acciones de la sociedad tienen que cotizar en Bolsa.

Es importante mencionar que las sociedades de inversión inmobiliaria reguladas tal y como sus empresas preliminares quedan exentas del impuesto sobre actividades económicas y del impuesto de sociedades, además se les aplica un derecho reducido de traspaso de contraprestación que es del 2 por ciento en el caso de obtener los derechos de propiedad del valor patrimonial del inmueble adquiridos por ellos.

En la actualidad el derecho de traspaso de patrimonio de contraprestación es del 4%.

Bufete de Abogados BALÁZS & KOVÁTSITS